.

 

web analytics

Miles de personas se han preguntado durante décadas cómo son y para qué sirven las 'famosas' reuniones previas al inicio de curso que organizo. Bueno, vale: más bien algunas personas durante los últimos dos o tres años, sobre todo a raiz de que cada vez asista menos gente y la actividad haya perdido buena parte de su razón de ser ahora que tenemos internet, i-phone, i-pod, i-pad y i-loquevenga, y todos estamos conectados las veinticuatro horas del día, al menos en teoría.

Las fotos que muestran UN DEDO al pasarles el puntero por encima pueden ampliarse. Haz CLIC sobre ellas y se abrirán en una nueva ventana.

ampliar imagen ampliar imagen

Pues eso, que cuando empecé a convocarlas —hace bastantes añitos— eran prácticamente imprescindibles porque no existían los móviles, internet no lo usaba nadie en España y fue la mejor idea que se me ocurrió para poder explicarles de una sola vez a todos mis alumnos las novedades de cada curso: niveles y horarios de las clases previstas, precios, locales, etc. Es una cantidad de información pequeñita —en las reuniones la doy por escrito en un folleto y despacho el asunto en apenas 5 minutos— pero imaginaos si tuviera que facilitársela por teléfono a cada alumno, ¡me llevaría días! Y como nunca he tenido local propio e imparto mis clases en diversos lugares, la opción de dejar la información en algún sitio tampoco es viable. En resumen: reunión sí o sí. Y ahora ya es una tradición... aunque probablemente dejaré de organizarlas cuando se popularice aún más el uso de internet y pueda contactar con la inmensa mayoría a través de la red, haciendo ya totalmente innecesaria no sólo la reunión sino hasta imprimir la información en papel, ese soporte obsoleto, jaja. No, en serio, yo calculo que, hoy por hoy, entre un 40 y un 50% de mis alumnos usan y conocen mi página web fauxBAILAFACIL. Cuando ese porcentaje alcance el 70-80% —¿en dos o tres años como mucho?— las reuniones dejarán definitivamente de tener objeto y me limitaré a llamar personalmente a los cuatro gatos que sigan desconectados de la realidad cibernética.

¿Y en que consisten las reuniones? Pues la verdad, no es muy emocionante. Como ya he dicho, entrego a la gente un folleto con los horarios, saludo al personal, suelto el rollo y me pongo a inscribir gente en los cursillos y solventar dudas. Mi discurso nunca dura más de 10 minutos y cuento practicamente lo mismo cada año: empiezo intentando concienciar a todos de que no puedo ofrecer un nivel de continuación para cada grupo del curso anterior —algo obvio pero que fastidia, lógicamente, a quienes han de cambiar de día u horario—, a continuación explico las opciones disponibles y finalmente ofrezco la máxima flexibilidad a todos los que no puedan optar al grupo previsto para ellos, permitiéndoles incluso acceder a un nivel superior si se imparte en el único horario que pueden.

ampliar imagen ampliar imagen

Copyright © www.bailafacil.es | Diseño: CybertoWM | Fotos: varios | Texto: faux | Todos los derechos reservados
.

.