.

 

web analytics

La cena de despedida del CURSO BAILAFACIL 2014 tuvo lugar en el Hotel Villa de Gijón, como el año pasado, donde quedamos más que satisfechos, tanto con la atención como con el menú y las instalaciones. Volvimos a acertar: comimos todavía mejor y todo salió fenomenal, sin el menor incidente o problema reseñables. En esta ocasión fuimos 114 comensales, dos menos que en 2013. ¡Cachis! Casi nos superamos.

Las fotos que muestran UN DEDO al pasarles el puntero por encima pueden ampliarse. Haz CLIC sobre ellas y se abrirán en una nueva ventana.

Ampliar imagen Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

En cualquier caso, zampamos como 214, ¡o más! Jeje, es bromita, si comemos todos como pajaritos... Como buitres leonados, concretamente. ¿Pero quién podría resistirse a los deliciosos manjares que veis sobre estas líneas? Yo no, desde luego. Aunque supe moderarme: el palillo no me lo comí. Creo. Y los demás, parecido. Pero no fue por vicio. ¡Es que estaba todo buenísimo! Crema de nécoras, lenguado relleno de marisco, carrilleras de ternera, tarta con helado... Para chuparse los dedos. Mis felicitaciones al cocinero, ayudantes y servicio en general.

Ampliar imagen Ampliar imagen

Ampliar imagen

Después de rematar la faena con cafés y chupitos, pagar la factura y asistir a la inevitable entrega de regalos a Emma de cada cena —que se los merece porque es encantadora, no como yo, que soy un cardo— llegó por fin la hora de bailar. ¡Avalancha en la pista! Como de costumbre, no hicimos prisioneros: a la primera canción, una cumbia, ya estaba abarrotada de bailongos la zona despejada del comedor. Bueno, abarrotada no sería exacto, porque en esta ocasión el espacio habilitado para bailar era más amplio que el año pasado y hubo sitio de sobra para todos.

En cualquier caso, tan pronto me puse a hacer de DJ —y bailarín, por supuesto— la pista rebosó de alumnos dispuestos a poner en práctica todo lo aprendido durante el curso y disfrutar de la gran variedad de ritmos que es nuestra genuina marca de fábrica: merengue, vals, bachata, tango, rock & roll, swing, cumbia, chachachá, blues, salsa y rueda cubana, bolero, pasodoble, rumba, fox trot, vals lento, sevillanas...

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Como siempre, en las casi cuatro horas de música que teníamos apalabradas con el restaurante hubo tiempo para casi todo. Mucho baile masivo, que es lo principal, pero también para dirigir un par de ruedas —esta vez llevé el micro y pude hacerlo yo—, montar un buen pollo con la coreografía de Coyote Dax —que para variar sustituyó en esta ocasión al habitual Ai se eu te pego—, bailar una sevillanita, algún jive...

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

En fin, las múltiples fotos del reportaje muestran mejor que cualquier rollo que os pueda contar yo el ambiente y la diversión que imperaron en nuestro último evento social del curso. Gracias, por cierto, a todos los que han contribuido con las suyas, en particular a Angel y Alvaro, que nos proporcionaron muchas imágenes útiles, además de varios vídeos. Y también queremos aprovechar este penúltimo párrafo para agradecer, tanto Emma como yo, su fidelidad y apoyo a nuestros amados alumnos. Grazie mille, o como rayos se escriba, que yo de chino, ni torta.

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen

Ampliar imagen Ampliar imagen

Ampliar imagen Ampliar imagen

Y eso es todo, amigos. Por este año —léase 'curso'— ha llegado el momento de cerrar el chiringuito. Tras las vacaciones regresaremos con las pilas bien cargadas y nuevos cursillos, fiestas y cenas de baile. A partir de octubre, ya sabéis. Hasta entonces, ¡feliz verano!

Copyright © www.bailafacil.es | Diseño: CybertoWM | Fotos y vídeos: varios | Texto: faux | Todos los derechos reservados
.

.