.

 

web analytics

¿De dónde provienen los pasos de un baile? ¿Por qué se camina en el pasodoble y en cambio el merengue se baila en el sitio? ¿Cuántos pasos tiene cada baile? ¿Se puede inventar uno? No pretendo responder a todas estas preguntas porque sería demasiado largo y además, aunque parezca lo contrario, no lo sé todo. [Eso era un chiste, podéis reiros]. Ahí van algunas generalidades: los bailes y sus pasos provienen de sus lugares de origen —de ahí que el merengue, por ejemplo, se baile con poco desplazamiento, ¡hace mucho calor en la República Dominicana!— y los pasos originales los inventa alguien anónimo, en ocasiones varias personas más o menos a la vez en sitios distintos, alcanzando la consideración de propios de un baile cuando los utiliza mucha gente y hay cierto consenso general.

El número de pasos depende de la complejidad de la música y el tiempo que mantenga el favor del público: si es popular durante años y genera gran cantidad de canciones de éxito, el baile correspondiente siempre acaba por tener también un gran número de pasos. Ejemplos clásicos de esto son el rock, el tango o el chachachá; y más recientes, la salsa, la bachata o la kizomba.

Y cuando afirmo que hay muchos bailes pero sólo unos pocos son populares y universales —entendiendo por tal que se bailan de forma muy similar en todas partes—, ¿qué quiero decir? Bien, aquí vamos a entrar en los aspectos culturales del baile, otro tema controvertido, puesto que muchos de tales aspectos son bastante relativos u opinables... aunque no todos. Definir, por ejemplo, qué bailes son populares y universales es delicado. Entre otras cosas, depende de dónde estés: en cada país son distintos. Una regla que podría servir es ésta: que la mayor parte de la gente sepa reconocer su música y la forma tradicional de bailarla.

Atendiendo a esa regla clasificadora está claro, por ejemplo, que en España son bailes populares el pasodoble, el bolero, la rumba, el merengue o la cumbia, y fácilmente reconocibles por la mayoría el rock, el vals o el tango, entre otros. En cambio estoy seguro de que hay millones de personas aqui que no han escuchado jamás zouk, kizomba o, si me apuras, hasta bachata —quitando el megaéxito 'Obsesión' de Aventura o 'Mi princesa' versión bachata de Bisbal—. Dejo aparte la salsa porque es un caso especial: la forma de bailarla que está de moda ahora es nueva, en cambio su música tiene una larga tradición y es muy conocida.

Con esto no afirmo que unos bailes sean mejores que otros: sólo que cuanto más conocidos sean, más probabilidades hay de bailarlos. Un criterio que me parece importante al seleccionar los que se incluyan, por ejemplo, en un cursillo, especialmente si es de iniciación.

Clasificar los bailes por su estilo o la forma en que se bailan me parece inútil en el mundo globalizado en que vivimos: tan pronto un baile alcanza cierto éxito, evoluciona a tal velocidad que en poco tiempo pierde todo contacto con su origen... aparte de que no es raro que un ritmo popular se baile de varias formas distintas. El único criterio clasificatorio extra que me parece indiscutible es el que, apuntando a su origen geográfico, dice que hay tres grandes grupos de bailes:

EUROPEOS: Pasodoble, vals, polka, mazurca, chotis, sevillanas, etc.

NORTEAMERICANOS: Rock'n'roll, swing, fox trot, charlestón, blues, jive, quick step, etc.

LATINOAMERICANOS: bachata, chachachá, cumbia, mambo, merengue, rumba, lambada, salsa, tango, samba, etc.

NOTA: Este texto se refiere sólo a la música popular y al baile en pareja. Lo que afirma no es aplicable cualquier tipo de música o baile.

Copyright 2011 © www.bailafacil.es | Diseño: CybertoWM | Texto: faux | Todos los derechos reservados

.