.

 

web analytics

Lo impensable ha ocurrido, amigos. ¡Alguien nos ha mandado una colaboración! La gente no es tan perezosa como parece. Además Elena B. ha puesto el listón muy alto con una narrativa sutil y poética de gran calidad (¡a ver si aprendes, faux!). Animamos a Elena y a todos los que amen el baile a que nos manden más cosas y las publicaremos en esta sección encantados.

<COLABORACIONES>

Estamos abiertos a colaboraciones. Si quieres publicar algo aquí, escríbenos un e-mail. BAILAFACIL: lo mejor para bailar en Gijón.

Intentar explicar porque me gusta bailar, tiene una dificultad: la que plantean las cosas irrepetibles. Un intento vano por atrapar y perpetuar algo, que puede que suceda solo una vez en la vida: Un descubrimiento.

Bailar implica animarse 'a ser', en algunos casos supone superar verguenzas, miedos y temor al ridículo y al hacerlo llega la victoria sobre uno mismo. Todo lo demás: la técnica, el equilibrio, el desplazamiento rítmico, la sutileza, se pueden lograr con el paso del tiempo y la practica. Nunca se deja de aprender, nunca se domina del todo y de esa variedad y de esa riqueza de contenido, es de donde surge lo extraordinario de la experiencia.

En esa manera de deslizarse por la pista, sintiendo la cadencia de cada movimiento, en mantener el contacto y en lo que sucede en ese universo intimo esta la clave del baile: 'El Sentimiento', una expresión, que aparece en cada instante. E intentar evaluar 'lo inexplicable', el hecho de que se puede bailar con los ojos, con las manos... y sentirnos vibrar con el ritmo, puede hacer cada baile único. Alguien dijo que 'Bailar es soñar con los pies'.

Al bailar la mente descansa, no hay lugar para el pensamiento cuando estamos sumergidos en el placer sensorial del movimiento, se olvidan las tristezas y las preocupaciones se esfuman.

Es importante ser conscientes de que a todos nos iguala el no saber y disfrutar cada momento intensamente, aunque estemos atentos al otro y al entorno, y cada paso nos ayude a variar y corregir algo de nuestro baile. El cuerpo no engaña y en su forma de reaccionar esta la esencia de cada uno y la verdadera personalidad puede manifestarse: suave, firme, brusco, indeciso... Puede surgir lo más 'salvaje y primitivo' que llevamos dentro, en el sentido de lo más puro de cada uno, al entregarnos al movimiento y dejarnos llevar por la corriente, sin mas explicaciones.

Es fácil así establecer una relación entre el baile y la vida. Es un ejercicio de alarde pero no de soberbia. Puede a veces ser mas complicado el rol de la 'chica' —parte de la pareja que se deja conducir—, porque debe interpretar lo que el 'chico' (parte de la pareja que conduce) quiere y si se logra, se produce en 3 minutos una química compleja de movimiento y misterio.

Podemos aprender también a bailar con la vida, a dejarnos llevar sin oponer resistencia, aunque conscientes de todo, tratando de interpretar el significado de lo que ocurre, aprovechando cada giro, cada vuelta, cada modificación del ritmo, para bailar con nuestras experiencias en armonía.
.

.

NOMBRE


E-MAIL

COMENTARIO


.

COLABORACION PUBLICADA ORIGINALMENTE EN 2003

COMENTARIO DE IÑIGO (15/11/06)
<Elena B., me gusta muchisimo lo que dices. ¡¡Bailamooos!!>

Copyright © www.bailafacil.es | Diseño: CybertoWM | Texto: Elena B. | Todos los derechos reservados